miércoles, 13 de octubre de 2010

Tauromaquia en Trujillo del Perú

La "Plaza de Acho" de Trujillo


Por
Miguel Adolfo Vega Cárdenas


La primera “Plaza firme de toros” ó “Nueva Plaza de Toros” que tuvo Trujillo en el siglo XVIII estuvo ubicada en el ángulo formado por las actuales calles de Almagro y Zepita y la parte posterior de esta plaza lindaba con algunas casas que a su vez lindaban, calle de por medio, con la iglesia de la parroquia de Santa Ana. Pues así lo evidencian dos documentos fechados en 1793-94:


“una casita sitio y solar que se halla situada en la traza de ésta ciudad, junto a la portada que va al pueblo de mansiche y linda por la espalda con la nueva plaza de toros..” (1793)

“un sitio perteneciente a la congragación del colegio de los padres expatriados de esta ciudad que hace esquina frente a la plaza firme de toros” (1794)

El mencionarla como plaza firme de toros hace suponer que fue la primera plaza pública de toros edificada en un solar ubicado a sólo dos cuadra de la plaza mayor de la ciudad y es posible que para estos años ya llevara algún tiempo de edificada.

Cabe recordar que los primeros festejos taurinos se llevaron a cabo en las plazas mayores de las ciudades, las cuales fueron acondicionadas temporalmente para brindar al público comodidad y seguridad.

El Obispo de Trujillo Baltasar Jaime Martínez Compañón y Bujanda, en el segundo tomo de su obra publicada a fines del siglo XVIII muestra un dibujo de una bárbara suerte taurina, muy de uso en esos tiempos en nuestra ciudad, llamada la suerte de la lanzada, que consistió en que un indio o un negro esperase la salida del toro para clavarle una afilada lanza al momento que el toro hiciera por él. En el tiempo que Martínez Compañón estuvo en Trujillo, la plaza firme de toros ya estaba construida.


Yndio dando la lanzada.

Ésta Plaza de Toros pervivió hasta el siglo XIX, tal como se puede verificar en otro documento de principios del XIX:

“una casa rancho sitio y solar en la calle que llaman portada de mansiche, la cual se halla sumamente deteriorada, frente a la iglesia de Santa Ana y espalda de la nueva plaza de toros.”(1803).

En pleno siglo XIX los trujillanos edificaron una nueva plaza de toros a extramuros de la ciudad. Ubicada en el lugar que hoy ocupa el Colegio Víctor Andrés Belaunde de la Avenida España. Curiosamente a ésta nueva plaza de toros se la llamó Plaza de Acho, tal vez para emular a la de Lima.



La "Plaza de Acho" de Trujillo


El siguiente documento respalda lo dicho:

Sr. Alcalde del honorable Concejo Provincial de Trujillo
s. a.
Habiendo arreglado con el Sr. Luis Arbaiza para que puedan darse dos corridas de toros en la Plaza de Acho en los días 25 y 29 del presente, puede concedérsele por la Alcaldía la licencia respectiva.
Dios guarde a Us.


Trujillo 20 de diciembre de 1889.



La "Plaza de Acho" de Trujillo



En la obra de Santiajo Vallejo: "Trujillo en Estampas y Anécdotas" se informa:

"Calle de la CAJA de AGUA, la que limita con la plazuela del Recreo donde estaba la Atarjea. Allí se ubicaban los concurridísimos baños del Recreo rivales victoriosos de los baños de Vallejo, en el mismo sector. En esta plazuela, que ha sufrido di­versas transformaciones y es ahora heredera de la pila de la Plaza de Armas, funcionaba el carrousel y por allí se hacían los pa­seos de toreros y banderillas, cada vez que se lidiaba toros en Acho, como también se nombraba al coso taurino trujillense".

De La Plaza de Acho de Trujillo se conservan algunas fotografías y también aparece referenciada como Plaza de Acho en planos de la ciudad correspondientes a esos años. En los planos referidos la plaza tiene una planta octogonal y esto se aprecia muy bien en las fotografías.

Esta Plaza llegó hasta poco antes de mediados del siglo pasado en que se edificó la actual Plaza de Toros de Trujillo.