domingo, 10 de abril de 2011

El Testamento de Don Faustino Modesto Blanco y Martínez




La Casa Blanco y Martínez ubicada en la Plaza Mayor de Trujillo




Testamento de Faustino Modesto Blanco y Martínez 

(Trujillo, 06 de Junio de 1893) 



"En la ciudad de Trujillo del Perú a los 6 días del mes de Junio del 1893, yo el infras­crito notario público de esta provincia, siendo las cinco de la tarde, me constituí en la casa habitación del señor don Modesto Blanco, natu­ral de esta ciudad, propieta­rio, casado y de religión ca­tólica y mayor de edad y encontrándose enfermo me manifiesta su deseo de otor­gar su testamento, en cuya virtud estando con capaci­dad bastante y libertad completa para testar, proce­do a otorgarlo en el orden siguiente: 

1° Primeramente declaro yo Faustino Modesto Blan­co, que soy cristiano católi­co y romano y como tal he vivido y protesto vivir y morir creyendo en todo lo que nuestra Santa Madre Iglesia nos enseña. 

2° Ytem. declaro que se le dé a la manda pía de restau­ración por solo una vez la limosna de cuatro soles veinte centavos plata.


 3° Ytem. declaro que no tengo ascendiente ni des­cendiente con derecho a he­redarme y que por lo mismo puedo disponer libremente de mis bienes. 


4° Ytem. declaro que es mi voluntad dejar o legar a la Beneficencia Pública de es­ta ciudad los fundos rústi­cos que tengo y poseo en el valle de Chicama, que son  las haciendas de Santa Cla­ra, Licapa, Garrapón, y , Chuín Alto, para que se sos­tenga primera y principal­mente el Colegio de Belén que yo fundé y he sostenido y sostengo; se construya el local del hospital de muje­res para que haya basto campo para admitir mayor número de niñas pobres, pues dicho local deberá convertirse en el colegio que llevo indicado, siendo mi voluntad que el sobrante se aplique a las necesidades de los pobres enfermos del hospital. 

5° Ytem. declaro que la ca­sa habitación en que vivo actualmente y las bodegas de la esquina del Progreso de la Plaza de Armas, así como la chacra que tengo por la portada de Moche y que está arrendada a don Antonio Pelayo, es mi volun­tad legarlas a mi esposa le­gítima señora Francisca La­rrea. 

6° Ytem. declaro asi mismo que las demás fincas urba­nas que me pertenecen en esta ciudad, a ecepción de las que expresaré en segui­da, lego a mi citada esposa señora Francisca Larrea a cuyo lado queda María Ra­mírez. Emilia Vigil y Dolores Calderón, para que acom­pañen a dicha mi esposa y ésta corra con los gastos de su subsistencia.


 7° Ytem. declaro que la obligación que tiene mi es­posa a atender a los gastos de subsistencia de las ex­presadas María, Emilia, Do­lores, módicamente durará mientras estas se manten­gan bien a su lado, pero si sucediese lo contrario, en­tonces mi esposa quedará libre de esa obligación res­pecto de la que procediese mal. 

8° Ytem. declaro que la fin­ca urbana en que viven Car­men y Carlota Rodríguez y la tienda adyacente sitas en la Calle Del Tesoro, es mi voluntad legárselas para que la posean y disfruten por igualdad. 

9° Ytem. declaro que la ca­sa de bóveda en que vive hoy la señora Rosa Lacomba viuda de Quesada y la que sigue que habitan hoy las señoritas Barrantes, sita en la tercera Cuadra de San­to Domingo , yendo de la Plaza de Armas, es mi vo­luntad destinarlas y legarlas a los pobres con el objeto de que estos vivan en el las bajo la dirección y reparto de pie­zas que hará la superiora de las hermanas de la caridad de San Vicente de Paúl; en­tendiéndose que esto no impedirá la venta de dichas casas cuando dicha superiora lo creyese convenien­te, en cuyo caso el valor será repartido entre los mismos pobres que ocupen dichas fincas. 

10° Ytem. declaro que la finca llamada lechería que hace esquina de la Calle del Progreso de la Plaza de Ar­mas, es mi voluntad legarla a María Ramírez, Emilia Vigil, Dolores Calderón, que son las mismas que quedan a lado de mi esposa y ade­más les lego la casa siguien­te, esto es la que hoy ocupa el Señor O'Donovan y una tienda colindante; cuyo go­ce y disfrute de estos lega­dos lo harán bajo la vigilan­cia de mi esposa. 


11° Ytem. declaro que la casa sita en la calle de Santo Domingo frente a la casa lla­mada Mayorazgo, es mi vo­luntad dejarla o legarla a mis ahijadas Carmen y Ma­nuela Barrantes en unión de sus dos hermanas Isabel y Josefa Barrantes y su seño­ra madre doña Rafaela. 


12° Ytem. declaro que ins­tituyo como mi heredera de mis bienes, derechos y acciones y otras futuras suceciones a mi indicada esposa señora Francisca Larrea, a quien la nombró también por mi albacea en primer lu­gar, facultándole para dar debido cumplimiento a esta ultima disposición testa­mentaria. Nombro asi mis­mo por mi albacea en se­gundo lugar al señor don Alejandro Pinillos y en tercer lugar al señor doctor don Jo­sé Antonio Cárdenas; y por el presente testamento re­voco y anulo cualquier otros que bajo cualquier forma hubiere yo otorgado antes. Yo el notario público doy fe que el señor testador ha ex­presado libremente su últi­ma voluntad, habiéndose cumplido en este acto los requisitos de la ley, siendo testigos don José Ottone, don Mariano Ferradas Brandaris y don Gregorio Carri­llo, vecinos de esta ciudad a quienes conozco, de que doy fe. 

En este estado el señor tes­tador agregó que la casita por la portada de Moche y que la posee actualmente el Señor Acharan, pasado cier­to número de años, según expediente, pasará esa poseción al expresado señor testador, pero que declara que dicha casita pertenece hoy a Carmen Rodríguez; de lo que también doy fe. 


Faustino Modesto Blanco
(Firmado)



Higinio Gutiérrez, Esc. Púb.1894 -94, Leg.452, Fol.277 - ARLL.